información básica
sistemas de infusión y accesorios

infundiendo insulina (apuntes para educadores)

 
 

·· Recuento de Hidratos de Carbono

En el documento de planteamiento dietético concluimos en la importancia de cuantificar los hidratos de carbono para un uso óptimo de las bombas de infusión subcutánea continua de insulina.
La dieta por raciones o equivalencias es la de uso más habitual en nuestro medio y como conocemos se asienta sobre la clasificación de los diferentes alimentos en 6 grupos: Farináceos, Verduras, Frutas, Lácteos, Proteicos y Grasas (algunos autores, como Mª del Mar Ruperto y Cristina Cañibano utilizan 2 grupos más para incorporar bebidas y varios).

Para cada grupo de alimentos se establece una
“unidad-ración” que equivale a 10g de hidratos de carbono, de proteínas o grasas según el grupo de que se trate[1]. Para el manejo de la insulina se utilizan las raciones de los grupos de carbohidratos, y los otros grupos (proteicos y grasas) se pueden usar más de manera cualitativa para mantener la dieta dentro de los objetivos energéticos y saludables.

Una simplificación práctica, dado que en una comida mixta es irrelevante la procedencia de los hidratos de carbono, es establecer un único grupo para todos los carbohidratos (farináceos, frutas, lácteos y ciertas verduras como patatas), dejar libre las verduras de hoja, y no cuantificar proteicos y grasas mas allá de las consideraciones cualitativas.

El recuento de carbohidratos es la forma directa de cuantificar el contenido de este nutriente en los alimentos. Consiste simplemente en sumar, para cada comida, los gramos absolutos de carbohidratos contenidos en cada alimento. El dato en gramos viene  reflejado en cualquier “Tabla de Composición de Alimentos”, o bien, para productos elaborados, en la etiqueta de “Información Nutricional” del producto. Como el dato viene reflejado como contenido por 100 g de alimento, deberemos pesar el producto o  conocer la cantidad exacta a tomar y efectuar el cálculo oportuno.

El recuento de carbohidratos se utiliza en el Reino Unido desde hace muchos años, pero solamente se valoró como método de interés en los EE.UU. desde el comienzo del Diabetes Control and Complications Trial (DCCT) y a partir de la expansión, en los últimos años, de la terapia intensiva de insulina, y del uso de las bombas de insulina.

En el uso práctico del recuento se siguen algunas reglas sencillas como, por ejemplo, omitir los hidratos de carbono en aquellos alimentos completos que contengan menos de 5 g  de carbohidratos. Sin embargo cuando un plato está compuesto de múltiples ingredientes con un cierto contenido de hidratos, es conveniente sumar todos ellos dado que entonces es posible llegar a un valor significativo en el computo total.

La fibra normalmente está incluida en el total de hidratos de carbono, pero al ser estos muy complejos y no ser digeridos, no van a tener un impacto en la demanda de insulina. Si la cantidad total de fibra de un plato excede de los 5 g, se descontará del recuento total de carbohidratos.

Un ejemplo de Recuento comparado con el uso de Raciones y para un menú de comida, sería:

RECUENTO DE RACIONES

Plato (Alimentos) Peso en crudo (g) Hidratos de carbono (g) Fibra (g) Raciones de H. de C.
1er. Plato:
Fideos a la
cazuela
44,7 g 1 g 4 r
Pasta 60 g 41 g 1 g 4
Ajo 6 g 1 g 0 g 0
Tomate
Natural
30 g 1,1 g 0 g 0
Costillas
de cerdo
50 g 0 g 0 g 0
Aceite
(absorción)
6 g 0 g 0 g 0
2º. Plato:
Pollo a la plancha
con ensalada
5,9 g 2 g 0 r
Pollo 100 g 0 g 0 g 0
Lechuga 100 g 0 g 0 g 0
Tomate 80 g 0 g 0 g 0
Cebolla 12 g 0 g 0 g 0
Aceite
(absorción
y aderezo)
8 g 0 g 0 g 0
Postre:
Melocotón
natural
-mediano-
20,6 g 2 g 2 r
Pan:
2 rebanadas
de pan normal
20 g 2 g 2 r
TOTAL
COMIDA
  90,7 g 7 g 8 r

El recuento de hidratos es un método más preciso que el empleo de raciones, pero si tenemos en cuenta la fibra en el ejemplo anterior llegamos a resultados muy similares. Pues en el primer caso y redondeando cifras consideraríamos un aporte de 91g - 7g = 84g frente a 80g si usamos raciones. Sin embargo pueden darse algunos casos de desviaciones mayores.
Resulta obvio decir que en cualquiera de los métodos que utilicemos es preciso el adiestramiento de la persona diabética en una planificación dietética saludable y en el manejo de la técnica, aunque habitualmente los usuarios seleccionados para terapia con bomba de insulina suelen ya tener un grado de instrucción dietética, al menos de manera teórica, muy aceptable.

La ADA establece tres niveles de aprendizaje:

El primer nivel es el básico en el que las personas han debido aprender a diferenciar los grupos de alimentos y a reconocer aquellos que son ricos en carbohidratos; además deberán ser capaces de hacer intercambio de alimentos, adaptar pesos a
volúmenes e identificar menús equivalentes.
En el segundo nivel, manteniendo lo ya alcanzado, deberán identificar el efecto de la alimentación, la medicación y la actividad física sobre su glucemia.
En el tercer nivel se llegará a ser capaces de ajustar las dosis de insulina en función la relación entre Unidades de insulina y gramos o raciones de carbohidratos (UI/g ó UI/r)

Los usuarios de bombas de insulina deberían de alcanzar este tercer nivel. Para la utilización óptima de los recursos de la bomba de insulina, es de gran importancia la cuantificación del aporte de hidratos de carbono, por lo que se deberá desarrollar esta habilidad en el usuario
En cualquiera de ambos métodos que utilicemos (recuento de carbohidratos o raciones) será necesario que se tenga en cuenta un periodo de adaptación para aprender a cuantificar los alimentos que van a usar.

Para ayudar a cuantificar de manera precisa, se aconseja pesar los alimentos y medir el volumen de los líquidos, así como leer las etiquetas de los productos elaborados para saber el contenido exacto de la porción que se ingiere. El grupo de educación diabetológica del Hospital Clínic de Barcelona (Margarida Jansà y Mercè Vidal) recomienda la translación de raciones a elementos comunes, como cucharas, platos, vasos, etc. Es útil el empleo de fotografías con los platos más comunes y en cantidades variables (ver los trabajos de Gemma Salvador, y Anna Porta y Mercè Bergua).

Wolpert y otros, en aplicación de los principios recogidos por el
DAFNE, se inclinan por el uso preferente de recuento de carbohidratos ya que permite un uso más flexible de la dieta y un mejor empleo de los recursos de insulina.

En cualquier caso, se utilice raciones o recuento de carbohidratos, se recomienda que para ajustar eficazmente las dosis de insulina frente a las comidas, se registren las raciones o la aportación de carbohidratos, el bolo de insulina utilizado y los efectos sobre la glucemia.

 
[1] Prestar atención pues algunos usuarios que consultan datos por Internet pueden confundirse ya que el sistema de raciones utilizado en los EE.UU. y auspiciado por la ADA, es diferente dado que las raciones de carbohidratos son de 15 g, (excepto para los lácteos que emplean 12 g), pero en el caso de los alimentos proteicos la base es de 7 g y para las grasas de 5 g. Algún autor español (p.e. Antuña de Alaiz) basa sus recomendaciones en el modelo norteamericano.

·· RELACIÓN DE DOCUMENTOS DISPONIBLES

    ·· Cuidados de la piel en la zona de infusión
    ·· Verificando la infusión basal
    ·· Planteamiento dietético
    ·· Recuento de Hidratos de Carbono
    ·· Cálculo general para el bolo de insulina
    ·· Tipo de bolo
    ·· Bolo corrector
    ·· Comprobación de los índices
    ·· Características de la Animas 2020
    ·· Características de la Animas Vibe
    ·· Bibliografía


información básica
sistemas infusión y accesorios

infundiendo insulina (apuntes educadores)

 

RELACIÓN DE
DOCUMENTOS
DISPONIBLES

 

· Cuidados de la piel en la zona de infusión

· Verificando la infusión basal

· Planteamiento dietético

· Recuento de Hidratos de Carbono

· Cálculo general para el bolo de insulina

· Tipo de bolo

· Bolo corrector

· Comprobación de los índices

· Características de la Animas 2020

· Características de la Animas Vibe

· Bibliografía
 
   
 
 
· Monitorización Continua de Glucosa
· Neuropatía. Pie diabético

·· polineuropatía diabética
·· pie diabético
·· cuidados del pie

 
 

 
 
 
     
 

 

Amedea. Diseño web. Diseño de Aplicaciones Móviles. Diseño Apps. Diseño Aplicaciones iPhone. Diseño Aplicaciones Android. Diseño Gráfico · Amedea · www.amedea.es