Pasar al contenido principal
monitor continuo de glucosa (MCG)

Importancia de la monitorización continua

El monitor continuo de glucosa (MCG) es un dispositivo que se usa para medir la glucosa en tiempo real, las 24 horas del día.

Este sistema, muestra las  mediciones de glucosa cada cinco minutos, además de alertas de nivel de glucosa baja y alta e información sobre la tendencia de la glucosa, tiene la capacidad de informar mejor sobre las decisiones de control de diabetes que las pruebas de glucosa en sangre varias veces al día.

Según Roque Cardona Hernández, asesor en Diabetes Pediátrica de la Fundación para la Diabetes, los sistemas de monitorización continua de glucosa ofrecen una gran ventaja al aportar una lectura continua de los valores de glucosa.

“Al mismo tiempo informan de tendencias hacia arriba o hacia abajo de la glucosa. Este último hecho no es baladí, ya que las flechas de tendencia aportan una información excepcional para el manejo de la diabetes y facilitan mucho la toma de decisiones con la consecuente mejora de la calidad de vida que ello implica”, ha explicado Cardona.

Actualmente, estos sistemas no permiten sustituir en términos absolutos los controles de glucemia capilar pero permiten disminuirlos considerablemente y/o limitarlos a la toma de decisiones críticas. En este sentido, según ha detallado el experto, es necesario un adecuado grado de formación en el manejo de los sensores para utilizarlos de una forma efectiva.

De este modo, cuando los padres de niños con diabetes deciden utilizarlo es necesario que contacten con sus equipos de diabetes para recibir formación y entrenamiento sobre cómo sacarle el mejor rendimiento y cómo interpretar las lecturas.

Otra ventaja importante la constituyen las alarmas que permiten avisar a la persona cuando el nivel de glucosa se aproxima a un determinado límite configurado por ésta. Esta función puede por ejemplo despertar a una persona durante la noche en el caso de que la glucemia captada por el sensor llegue al límite previamente configurado y ayudar de esta manera a la prevención de la hipoglucemia nocturna, especialmente la grave.

En esta misma línea, la Asociación Diabetes Madrid ha destacado entre las ventajas de estos sistemas la seguridad que proporciona al paciente, ya que “mejora su calidad de vida”.

Además, tiene utilidad educativa porque permite conocer el efecto sobre la glucosa de las actividades del día a día de los pacientes con diabetes.

En definitiva, estos sistemas tienen una especial relevancia en la mejora de la calidad de vida de los pacientes con diabetes, ya que pueden evitar las hiperglucemias o hipoglucemias, especialmente las nocturnas o debidas a actividad física, con la programación de alarmas asociadas a niveles bajos de glucosa y/o tendencias de bajada rápidas.