Pasar al contenido principal

¿Qué es una bomba de insulina?

"Este producto cumple con la legislación vigente para productos sanitarios"

Las bombas de insulina son dispositivos electromecánicos computerizados que albergan un reservorio o cartucho de insulina.

Contacte con nosotros

Servicio al cliente

91 802 45 15

Send an email

Soporte técnico

Send an email

La insulina del cartucho se dispensa a través de un sistema de infusión, de los que existen varios tipos, el cual se inserta en el tejido subcutáneo, generalmente en el abdomen. La insulina, para cubrir las necesidades basales, se infunde de manera casi continua , por lo que no se llega a formar depósito de insulina en el tejido subcutáneo, aumentando de forma apreciable la efectividad de la misma.

La infusión basal se puede variar a lo largo del día y algunos modelos de bombas, permiten registrar programas para diferentes horarios en distintas situaciones: días laborables, cambios de turno, días festivos, días premenstruales, etc. Los bolos de insulina es la infusión usada para cubrir la ingestión de alimentos; se suministran a demanda y se pueden realizar de forma inmediata (bolo normal), o bien repartidos en un cierto periodo de tiempo (bolo extendido), o bien combinando ambos tipos, también existe la función de bolos avanzados, las cuales calculan la cantidad de insulina necesaria en función del tipo de alimento que se va a ingerir y/o de las condiciones del usuario, objetivo glucémico, factor de sensibilidad a la insulina, índice de hidratos de carbono .

Las bombas de insulina actuales son dispositivos muy seguros, de tamaño y peso reducido (similar a algún teléfono móvil pequeño) y muy sencillas de manejar y fáciles de programar. Actualmente existen modelos capaces de infundir cantidades de basal tan pequeñas como 0,1 unidades a la hora y suministrar bolos de insulina específicos, permitiendo poder alcanzar un grado de control óptimo. Además las bombas de insulina suelen impactar de manera muy positiva en la mejora de la calidad de vida de las personas con diabetes. A esta mejora contribuye el tamaño actual de las bombas de insulina, suficientemente pequeño para permitir su cómoda y discreta portabilidad, el manejo sumamente amigable y su altísima fiabilidad y seguridad.