Pasar al contenido principal

¿Cómo afecta el estrés a la diabetes?

A menudo, en nuestro día a día, oímos hablar de estrés. Escuchamos a la gente decir: “Tengo mucho estrés”, “Estoy muy tenso” o “Esto me está estresando”. Pero, ¿qué es el estrés exactamente y cómo afecta a las personas con diabetes?

El estrés es una reacción física y mental a un peligro que se percibe. Las condiciones que parecen imposibles de controlar o requieren cambios emocionales y de conducta tienden a percibirse como una amenaza.

En este caso, según la Asociación Diabetes Madrid, las personas con diabetes están, en general, expuestas a un mayor nivel de estrés en la vida cotidiana. Y es que, si lo pensamos detenidamente, son muchas las situaciones que requieren de la persona con diabetes una buena información, una buena cantidad de seguridad en uno mismo y una buena capacidad resolutiva y de reacción, rápida y ágil.

Parece que no tiene importancia, pero son situaciones estresantes a las que habitualmente no está expuesta el resto de la población y hay que tener en cuenta que a muchas personas sí que les puede suponer un verdadero problema emocional y/o conductual.

Concretamente, la Asociación Diabetes Madrid ha explicado que el estrés puede afectar al control de la diabetes a través de dos posibles mecanismos. Por un lado, puede actuar sobre los niveles de glucemia mediante un efecto directo a través de la movilización de las hormonas contrarreguladoras u “hormonas del estrés” y, por otro, indirectamente por su impacto sobre las conductas de adherencia al tratamiento.

Pero también recordemos que la adrenalina es una hormona inhibidora de la acción de la insulina, de ahí que el estrés y la ansiedad, que hacen descargar adrenalina, supongan un aumento de la glucosa en sangre.

Por eso lo mejor para los pacientes con diabetes es seguir haciendo vida normal pero deberán controlar el nivel de respuesta ansiógena ante los estímulos de la vida cotidiana.

La excitación le va bien a la diabetes, lo que no le va bien es el estrés continuado y una actitud ansiosa para responder a cualquier estímulo.

PERIODOS DE ESTRÉS EN PACIENTES CON DIABETES

En un paciente con diabetes los casos más claros de aparición de estrés son cuando se detecta la enfermedad, también cuando está pasando por una nueva etapa en su vida como ser padres, un trabajo nuevo o casarse, entre otras emociones.

Además, también los niveles más altos de estrés para este tipo de pacientes es cuando detectan alguna complicación derivada de la diabetes.

Sin embargo, ya sabemos que el estrés no es amigo de la diabetes, por ello, ante cualquier situación que produzca nerviosismo o estrés, hay que controlar las emociones e intentar llevar un dieta equilibrada, no comer compulsivamente y por supuesto hacer ejercicio físico leve, como andar para bajar lentamente esos niveles de glucosa